Al momento de decorar nuestra casa debemos tomar varias decisiones, y una de las mas importante es el estilo que vamos a instalar en nuestro hogar. Todo se basa en los gustos y la creatividad, sin embargo acá te daremos a conocer los estilos más populares y algunos consejos que te servirán de inspiración.

Estilo moderno o minimalista

Este estilo está en pleno apogeo y parece que no pasa de moda. Se basa en decorar con los menos elementos decorativos posibles y solo con los más básicos y necesarios. Para esto se utilizan elementos elegantes y refinados con formas cuadradas o cubicas evitando las líneas redondas o curvas.

Algunos consejos para instalar este estilo en tu casa es que busques lo más simple y geométrico. Para ello tienes que reducir los objetos artísticos al máximo y utilizar solo los elementos decorativos más sencillos, también recurre a muebles bajos y anchos sin ningún tipo de ornamento.

Puedes utilizar materiales como cristal, madera, aluminio y materiales naturales. Los colores más utilizados son el negro y el blanco, el negro para detalles y el blanco en paredes y suelos. Si deseas colocar adornos textiles tienen que ser lisas y neutras en cuanto al color.

Estilo antiguo

El estilo antiguo se orienta mucho a las decoraciones de salas y habitaciones de la época victoriana y el periodo barroco. Las decoraciones en este estilo siempre se mantienen a la moda e incluso muchas veces se hacen tendencia. Este estilo antiguo se puede distinguir en los siguientes.

Estilo francés

Si buscas un toque romántico y lujoso, este estilo basado en la época de la burguesía francesa, se adaptara mucho a tus aspiraciones. Se caracteriza por ser un diseño clásico y elegante.

Algunos objetos decorativos que son propios de este estilo son las cortinas de seda, candelabros, esculturas, jarrones de porcelana, muebles de madera con detalles decorativos, lámparas de cristal y adornos de oro y plata.

Estilo victoriano

Este estilo se basa mucho en los gustos que tenía la reina Victoria de Inglaterra a mediados y finales del siglo XIX. Este estilo se destaca por la elegancia, una cualidad que hace que nunca pase de moda.

Puedes utilizar varios colores en este estilo, como marrón, dorado, verde, rojo o purpura en tonos oscuros, aunque el más utilizado es el dorado. El estampado floral también se ajusta a este estilo, tanto para tapizar paredes como para telas aterciopeladas o de seda.

Los muebles siempre son de madera oscura y pesada. En las habitaciones normalmente se llena de sillas, mesas, sofás y vitrinas, no obstante, con dos o tres elementos podrás dar el toque victoriano que deseas.

Estilo colonial

Es una mezcla de estilos de España, África, Francia y países latinos. Se utiliza en espacios grandes que tengan conexión con el exterior, además sobresale por el uso de plantas y materiales naturales.

Para tener un estilo colonial puedes optar por colocar maderas tropicales como bambú, muebles para uso exterior, alfombras de piel, adornos de marfil o mascaras étnicas. En cuanto a colores se utilizan colores claros y cálidos pocos contrastados.

Estilo rustico

Si te identificas con el campo y te sientes más a gusto con la vida cálida y campestre, entonces este es el estilo que buscas. Este estilo aporta una sensación cálida y acogedora y es aplicado tanto en lugares calientes como en lugares fríos para dar ese ambiente cálido a nuestra habitación.

Los principales elementos son la madera, el barro y la piedra que dan un aspecto rural. También se emplean materiales de fibras naturales como hilo, algodón y lana, así como hierro forjado. Y como último, es indispensable colocar plantas de adorno para mesas y rincones.

Estilo exótico

Para muchos este es uno de los estilos más atractivos e ideal para aquellos a quienes les gusta salir de lo común y mostrar algo diferente. La característica principal de este estilo es que es una decoración completamente basada en una cultura muy diferente a la cultura donde vives.

Los elementos decorativos de este estilo engloban todos aquellos elementos pertenecientes a culturas de países distantes al nuestro. Muchas veces se utilizan artículos de cestería, caña y raíces de arboles, es decir, elementos naturales y artesanales.

También se emplean velas e inciensos en variedad de olores y los muebles suelen ser de madera inalterada como la caoba. Una última característica son las alfombras de piel de animal.

Estilo ecléctico

Este es el estilo que puedes hacer más original y donde podrás utilizar al máximo tu creatividad, la razón es que este es un estilo de decoración donde se combinan objetos de diversas épocas, materiales, cultura y diseños.

Con todo, debes tener cuidado en el diseño que vas creando para no tener algo que se vea sin armonía. Esto es lo que hace a este estilo uno de los más difíciles de lograr, porque debes buscar un equilibrio entre los elementos que usaras.

Si deseas optar por este estilo te recomendamos no combinar más de tres estilos distintos, aplicar color blanco a las paredes y escoge los muebles, mesa o cama de colores neutro. Estas son elecciones que te ayudaran a lograr una buena armonía entre los objetos que vas a colocar.

Estilo clásico

Si tu propósito es instalar un estilo duradero y que no se haga anticuado con el tiempo, entonces no dudes en escoger este estilo clásico. Se trata de una decoración opuesta al minimalismo y que te ofrece muchas alternativas decorativas. Tiende a ser un estilo pomposo y exagerado.

Los colores que debes utilizar son los neutros para dar el marco ideal a los muebles pesados que se instalan en este estilo. En cuanto a materiales debes optar por la madera como principal protagonista y textiles elegantes.

Así mismo, la porcelana y seda son también parte esencial, así como espejos, candelabros y lámparas de techos. Respecto al mobiliario, se opta por los de madera oscura con formas sinuosas. La clave es huir en todo sentido del minimalismo y tendrás el mejor estilo clásico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí