Los eventos más hermosos e inolvidables son aquellos en los cuales se emplean una decoración encantadora e ideal para el tipo de evento. Para lograr esto se han creado una variedad de estilos de decoración que te ayudaran a obtener lo que deseas.

Estilos de decoración

Cada vez nacen mas estilos, y muchos se hacen tendencia, mientras otros se vuelven clásicos en la decoración de eventos. Para ayudarte a tener el evento de tu sueño, te damos a conocer los estilos más nuevos, así como los estilos que nunca pasan de moda.

Estilo loft o industrial

Una de las últimas tendencias en estilos de decoración es este; en el cual se trata de ambientar el evento tipo galpón o fábrica abandonada o en construcción. Aunque no parezca tan atractiva esta idea, en la actualidad a destacado entre los estilos de decoración.

La principal característica es que se aplica en un espacio amplio y vacio, donde se deben mantener visible, lo máximo posible, la infraestructura del lugar. En este estilo destacan las paredes de ladrillos, los pisos rústicos, los techos de hormigón, los cables, las cañerías, es decir, todo lo que forma parte de la estructura.

Se utilizan colores poco llamativos, como el negro, el beige y el blanco. Como artículos de decoración se utilizan muchas veces madera natural, acero y hierros oxidados, así como lámparas de araña, artículos drapeados y jarrones con rosas para las mesas.

Estilo shabby chic

El nombre de estilo hace referencia a algo desgastado y que está a la moda. En este estilo se combinan artículos vintage con artículos modernos, y está en pleno auge.

Aunque el shabby se refiere a algo desgastado no se utilizan objetos gastados ni viejos, más bien se emplean artículos con un aspecto envejecido pero moderno. Se aplican colores pasteles como turquesa, blanco, sepia, verde olivo y lila.

Entre los artículos decorativos se colocan algunos objetos de estilo victoriano, así como maquinas de escribir, lámparas con colgantes, marcos antiguos y muebles grandes y pesados.

El estampado de flores en las telas va muy bien con este estilo, y prácticamente todo lo que encuentras en una tienda de antigüedades. Una idea que sobresale es colocar maletas antiguas para los postres.

Estilo minimalista

En cuanto a la decoración en este estilo podemos decir que entre menos es mejor. Esto significa que este estilo se basa en colocar como decoración solo los objetos necesarios.

Aunque este estilo es útil para todo tipo de eventos, es ideal para eventos de carácter corporativo. La ambientación, a diferencia del estilo clásico y victoriano, se enfoca en un ambiente relajado, con un espacio grande con muy pocas cosas.

Se emplean figuras geométricas básicas y colores neutros como blanco, negro y gris, aunque algunas veces se da un toque de rojo en algunos detalles. También se suelen crear distintas áreas dentro del espacio, donde se ubican objetos para actividades diferentes.

Si se va utilizar manteles estos deben ser lisos, evitando por completo las telas floreadas o estampadas. Se pueden emplear velas o faroles, y los centros de mesa son sencillos.

Para tener éxito en el estilo minimalista debes centrarte en las formas simples y en colocar la menos cantidad de elementos posibles en los espacios, creando así un ambiente de paz y serenidad.

Estilo clásico

La principal característica de este estilo es la abundancia de artículos decorativos que provocan un ambiente sobrecargado. Así mismo, este estilo busca emplear la elegancia y el glamur en todos los detalles.

Se utiliza mucho la porcelana y el cristal, en especial en vajillas y centros de mesas. Los candelabros, cubiertos de plata, lámparas de araña, esculturas y el hierro forjado forman parte de la decoración.

En cuanto a colores predominan los tonos cálidos y agradables, aunque también se aplican tonos fuertes como marrón o rojo en cierta medida. Para mantelería se utilizan las telas de estampados con rayas, frutas o flores.

Estilo rustico

Para este estilo se combinan elementos naturales como la madera, con elementos elegantes. Se define también como estilo campestre pues se emplean muchos objetos naturales o del campo.

Los adornos para las mesas suelen ser canastas con flores, vasijas de barro o madera o plantas de bambú. Si piensas usar cristalería debes optar por colores azules, ocres o verdes; también puedes colocar muchas velas de diferentes tamaños en las mesas.

Se deben aplicar colores en tonos tierra y ocres, así como colores neutros en los manteles de tela de lino si los vas a utilizar, aunque lo mejor sería emplear mesas de madera sin mantel, esto da una gran apariencia rustica a la decoración.

Una idea genial es instalar algunos globos de papel colgados tipo faroles en colores blanco y amarillo intercalados; esto da la apariencia de un techo de luces que se ve espectacular.

Estilo kitsch

En este estilo todo se aplica contrario al estilo minimalista, por lo tanto mientras mas es mejor. Se emplean colores fuertes, artículos que muchos podrían describir como feos, formas y texturas que no combinan, y todo lo que se sale de lo normal o de contexto.

Se puede describir este estilo como que busca romper con las reglas de decoración, por lo que se busca lo inadecuado y que vaya en contra de lo clásico. Es como decorar con lo que sea en el lugar que sea, aunque no tenga sentido ni concordancia.

Se emplea para la decoración muchos elementos retro, estatuas de animales, y dibujos animados. También se utilizan materiales como papel, piel sintética, vidrio, plástico, alambres y todo elemento sintético; así como muebles con formas extrañas o geométricas.

Predominan los colores como rojo, rosa chicle, azul cielo y verde manzana. Los colores y las formas se aplican de una manera que sea muy difícil de combinar entre sí, rompiendo todos los esquemas en combinación de paredes y textiles.

Para completar la decoración se puede optar por lámparas de lava, sofás o muebles con almohadones de pelo, cortinas de colgantes y cualquier artículo estrafalario que encuentres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí