Saltear al contenido principal
Parafina Para Fisioterapia

Parafina para fisioterapia

Especialistas en rehabilitación y la industria del spa han aprobado la terapia de parafina por sus propiedades terapéuticas. Los médicos saben desde hace tiempo que la terapia de parafina es una buena manera para acelerar la curación y aliviar dolores musculares y articulares. De hecho, las cualidades curativas de la terapia de parafina se conocen desde hace siglos.

BENEFICIOS y USOS

Principalmente  se  usa  para  calmar el dolor de la artritis crónica de las articulaciones y  relajar los músculos rígidos.

Además  también se  aplica para,

Masaje terapéutico para antes del ejercicio
Aumentar el rango de movimiento
Aliviar la sequedad de repetir el lavado de manos
Manos cansadas, con exceso de trabajo
Pieles muy secas
Salón de manicura y pedicura
Tratamientos faciales de parafina
Calentar las manos frías, especialmente en invierno
Buena circulación sanguínea

MODO EMPLEO

El uso de un baño de terapia de parafina es fácil y no toma mucho tiempo en absoluto, pero hay algunas pautas a seguir:

El tratamiento consiste en ir introduciendo el miembro afectado en el recipiente que contiene la parafina a una temperatura entre 45 y 55 grados, de forma que se van depositando sucesivas capas de cera caliente sobre la piel, hasta conseguir un número de diez a doce capas superpuestas, tras ello se envuelve la mano, con una sustancia aislante, por ejemplo  plástico y todo ello a su vez se vuelve a envolver en una toalla para evitar la pérdida de calor, se mantiene así de 15 a 20 minutos y se pasa a retirar la cera del miembro afectado. Los tratamientos de fisioterapia se realizan a diario hasta que remitan los síntomas

Deja un comentario