Las alternativas para decorar nuestro hogar cada vez aumentan más; el color, el estilo, el tipo de iluminación, accesorios decorativos, y tantas cosas que tenemos que escoger que es fácil que cometamos errores al momento de elegir cuales elementos instalaremos en nuestro hogar y la forma de hacerlo.

Los errores más comunes

Para ayudarte a evitar que cometas algún error decorando tu casa te daremos a conocer los errores más frecuentes, así como las malas decisiones que muchas veces se toman.

Muchas paredes cargadas de color

Debes evitar pintar varias paredes de colores muy intensos, esto puede ser excesivo y además causa fatiga visual a quienes verán nuestra habitación. Lo mejor es elegir los colores tomando en cuenta varios factores.

Si el área es pequeña lo mejor son los colores fríos y no tan intensos. También puedes tomar en cuenta la cantidad de luz solar que recibe la habitación, si recibe muchas horas de luz directa puedes optar por colores oscuros si por el contrario, la habitación no recibe tanta luz solar directa utiliza colores tenues.

Otro aspecto a tomar en cuenta es el estilo de decoración, para los estilos antiguos o vintage van bien los tonos intensos, para un estilo clásico siempre debes usar tonos neutros, y los tonos fríos son la mejor opción para estilos contemporáneos.

El mejor consejo para que tomes una decisión correcta es probar varios tonos en el sitio y analizar como lucen según los aspectos ya comentados, recuerda que también tienes otras opciones como papel pintado o fotomurales.

Comprar por impulso y no con un plan decorativo

El error más grande es que comiences a comprar los elementos decorativos sin tener claro que estilo vas a instalar. El riesgo de comprar muebles y artículos porque simplemente te gustan es que al llegar a instalarlos en casa no combine en ningún sentido con la decoración que ya tienes.

Para evitar esto te aconsejamos que antes de comprar algo te asegures de que este coincida con el espacio que tienes disponible y por supuesto que vaya bien con el estilo decorativo que posees. Así mismo, es muy útil hacerse un presupuesto.

Cubrir las entradas de luz natural

Una de las cosas que más le da vida y agradabilidad a un área en nuestro hogar es la luz natural, además da un aspecto más amplio a la habitación. Debido a esto es importante cuidar de no tapar las entradas de luz con muebles mal ubicados o demasiado grandes que cubran las ventanas.

También hemos de cuidar de las cortinas que vamos a instalar, que tipo de tela utilizaremos. Procura utilizar telas de colores claros y que sean de tramas amplias para permitir mas entrada de luz.

Accesorios en exceso

No es cierto que mientras más accesorios y mas lleno este cada espacio de la habitación mejor se verá. Muchos sobrecargan el área con objetos y accesorios como si fuera una galería de arte o un salón de exposición de modo que la hacen ver saturada.

Siempre debes recordar que los accesorios son simplemente un complemento de toda la decoración, por tanto, lo mejor es que solo instales los necesarios y que vayan de acuerdo con el estilo.

Algunos estilos como el minimalista exigen lo mínimo en accesorios, contrario a este estilo, para el victoriano es fundamental colocar una gran cantidad de adornos y accesorios. Por tanto, esfuérzate por mantener el equilibrio y la línea de tu estilo.

Centrarse en la moda

Ten siempre en cuenta que las modas no son eternas y que algunas pasan más rápido que otras. Lo mejor es no centrarse por completo en la moda a la hora de decorar tu casa pues al pasar esta, tu estilo quedara anticuado y necesitaras cambiarlo.

Algunos tienden a utilizar estilos más duraderos o que nunca pasan de moda, así no tendrán riesgo de tener que redecorarla. También es inteligente combinar estilos e incluir un poco de accesorios de moda que combinen, de manera que al quedar estos anticuados solo tendrás que cambiar pocos elementos en tu decoración.

Proporción en la iluminación

Debes tener mucho cuidado con la iluminación artificial que vas a instalar pues es uno de los aspectos más importantes en la decoración. Lo principal es evitar iluminar demasiado los espacios que no deseas destacar tanto en tu decoración, sino iluminar las áreas más sobresalientes en tu estilo.

También es importante tomar en cuenta los tonos de color que aplicaste o aplicaras a las paredes; por ejemplo, una pared con colores vivos y una iluminación muy intensa puede causar fatiga visual; o por el contrario, si utilizas una iluminación muy tenue en paredes con colores fríos puede que tu decoración no resalte.

Ubicación de elementos decorativos

Es común ver los muebles separados de la pared, sin embargo, lo mejor es aprovechar al máximo el espacio que tienes y una manera es pegando los muebles a la pared.

Pero si tu espacio es muy amplio y te parece que pegar los muebles a la pared dejara el centro muy solo tienes la opción de colocar una mesita o una alfombra. Adicionalmente, es importante que sepas que los cuadros no se deben colocar tan altos en la pared, deben ir a la altura de los ojos.

Proporción inadecuada de elementos decorativos

Es vital que tomes en cuenta el tamaño del área que vas a decorar; tanto en ancho y largo como en alto. No se ve bien colocar objetos pequeños en un espacio amplio, en especial si el techo es alto.

Tampoco es bueno colocar objetos muy chicos y en gran cantidad en espacios pequeños, lo mejor es reducir elementos, así no se verá tan saturado ni más pequeño de lo que es.

No cuidar las zonas de paso

Evita ubicar los muebles y elementos decorativos de manera que sean un obstáculo para transitar por el área o tengas que moverte con mucha precaución. La mejor distribución que puedes hacer es dejar un promedio de 80 cm entre elementos, menos entre el mueble y la mesa central donde es suficiente con 45 cm para sentarse cómodamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí